Bucear en España

El buceo en España permite a los buceadores encontrar puntos de buceo muy diferentes y de muy buena calidad sin tener que realizar viajes largos.

Lanzarote
Bucear en Lanzarote
Tenerife
Bucear en Tenerife
Cabo de Palos
Bucear en Cabo de Palos

Dónde bucear en España

El buceo en España se puede realizar en diferentes zonas con la posibilidad de encontrar fondos muy diversos. Las zonas más comunes y populares para bucear en la península incluyen toda la costa mediterránea desde Cataluña hasta Málaga y sin olvidar las Islas Baleares, las volcánicas Islas Canarias en el Atlántico Norte y, aunque quizás menos recurrido por sus condiciones algo más adversas, la costa cantábrica.

Bucear en las Islas Canarias

La Macaronesia guarda grandes oportunidades de buceo, como la que encontramos en las Islas Canarias. Aunque el buceo se practica en todas las islas, las más populares para la práctica del submarinismo son Lanzarote, Tenerife y el Hierro. 

El entorno volcánico predomina tanto en la superficie de las islas como bajo la superficie del agua, creando un paisaje marino diferente que esconde, entre otras muchas cosas, laberintos de lava. Este ambiente rocoso genera en muchos casos grandes arrecifes naturales que junto con la protección con la que cuentas las aguas canarias, hace usual encontrar auténticos enormes bancos de peces. A esto se le suma el atractivo del encuentro con el angelote o tiburón ángel, estrechamente asociado a las islas ya que prácticamente es el único lugar en el que se le puede observar en su entorno natural.

La temperatura del agua en las islas varía desde los 16 grados mínimos en invierno hasta los 23-24 grados máximos durante el verano. Por ello, es el único lugar de España en el que es posible bucear todo el año sin tener que recurrir al traje seco. A esta buena temperatura del agua se suma una excelente visibilidad durante todo el año de mínimo 10 metros, y siendo habitual encontrar entre 20-30 metros.

Bucear en el Mediterráneo

Si anteriormente hablábamos de las posibilidades que ofrecía Canarias en cuanto al buceo, las que ofrece el Mediterráneo no son menos. Con más de 1.500 kilómetros de costa sin contar las Islas Baleares, la costa mediterránea ofrece innumerables posibilidades de buceo. Desde Cataluña, con sus conocidas Islas Medas entre muchos otros lugares de buceo, hasta Cádiz donde es famoso por sus corrientes Tarifa, donde se une el Mediterráneo con el Atlántico.

Con una longitud de costas tan amplias sería imposible definir el buceo en el Mediterráneo de una manera concreta. En sus fondos se pueden encontrar desde arenales y enormes bosques de posidonia hasta paisajes llenos de rocas. En sus fondos abundan también pecios o barcos hundidos como el archiconocido Naranjito en Cabo de Palos. Además, con una gran cantidad de reservas marinas y zonas protegidas es común ver abundantes bancos de peces, ejemplares de gran tamaño como meros o medregales y un enorme número de diversos nudibranquios. Como extra añadido, siempre se cuenta con el atractivo de poder encontrar peces luna.

La temperatura del agua en el Mediterráneo ronda los 12-13 grados en invierno y sube hasta los 24-25 grados en verano. En invierno sería casi necesario el uso del traje seco para un buceo cómodo en cuanto a temperatura. En el Mediterráneo y especialmente durante el verano son comunes las termoclinas (capas a diferentes profundidades donde la temperatura varía rápidamente). La visibilidad por regla general es muy buena, especialmente en verano.

Bucear en el Cantábrico

El Cantábrico ofrece unas condiciones de buceo más avanzadas debido al frío y la visibilidad y posibles corrientes junto con el habitual mar de fondo. Sin embargo, esto ofrece un mar más virgen que lo que podría ser el Mediterráneo y con menor tráfico de buceadores debido a la menor existencia de centros de buceo.

Los paisajes suelen ser formados por roca y en ellos abundan gran cantidad de pecios, muchos de ellos a gran profundidad como puede ser el acorazado España que se hundió al toparse con una mina 1937. Las inmersiones cuentan con una gran interés topográfico y en algunas zonas, si la visibilidad lo permite, se puede llegar a apreciar gran cantidad de vida.

La temperatura en el cantábrico puede caer a los 11-12 grados en invierno y alcanzar un máximo de 18-19 grados, en algún punto pueden llegar a los 20-21ºC. Son frecuentes las termoclinas, por lo que la temperatura en superficie puede engañar. La visibilidad es más reducida que en el Mediterráneo debido a un mar más “bravo” junto al mar de fondo. También hay que tener en cuenta el viento y el oleaje a la hora de realizar las salidas de buceo.

Edad mínima para bucear en España

La edad mínima para realizar el buceo en España es de 8 años. A esta edad se podrán realizar bautismos de buceo, mientras que a partir de los 10 años se podrá empezar a realizar formación de buceo. Dicho esto, es posible que los centros de buceo estipulen una edad diferente (nunca menor) a la que aparece en la legislación española y anteriormente descrita.

Precios del buceo en España

El precio de las inmersiones en España rondan entre los 30 y los 50€. El precio varía en función de si la salida se realiza en barco o desde costa, si el equipo está incluido o no, de si la temporada es baja o alta… También es posible encontrar ofertas si se adquieren packs de más inmersiones.

Mejor temporada para bucear en España

En la gran mayoría de la costa española es posible bucear todo el año (en muchos casos esto significa el uso del traje seco en invierno). A grandes rasgos, el mejor momento para bucear es verano, desde Junio hasta Septiembre-Octubre. Quizás, el mejor momento para bucear sea justo el final de verano. Época en la cual la temperatura se mantiene en excelentes condiciones y gran parte de los turistas ya están de regreso en su país de origen. Esto implica una menor cantidad de buceadores y una bajada de precios en cuanto al alojamiento. En caso de no ser posible bucear durante estos meses de Septiembre-Octubre, cualquier momento durante el verano es ideal.

¿Dónde bucear en invierno en España?

Las Islas Canarias ofrecen las mejores condiciones para el buceo en invierno. Los 17 grados de temperatura del agua y la buena visibilidad junto con el excelente y regular clima durante todo el año, el archipiélago canario ofrece unas increíbles condiciones de buceo tanto en verano como en invierno sin la necesidad de usar el traje seco.

En resto de España también es posible bucear, pero se hace casi indispensable el uso del traje seco.